All posts in febrero 2005

  • Esto puede ser el principio para que los caleños retomen lo urbano

    Una exposición particular se encuentra en Cali; obras en el piso al servicio de los transeúntes. Luis Eduado Ricaurte, un colombiano con vida y arte en el Distrito Federal de México está en nuestra ciudad.

    En esta exposición usted no tiene que fijar su mirada en una pared. Mire hacia abajo, para el piso, ahí encontrará esta muestra particular y muy singular plástica. Usted podrá caminar al lado de ellas y hasta pisarlas si lo desea.

    ‘A Ras del Piso’ es su nombre y se compone de 30 reprografías de gran formato, en la que Luis Eduardo Ricaurte nos propone un replanteamiento de algunas obras clásicas de pintores famosos, íconos de la cultura universal, como lo son El Gernica de Picasso; la Creación de Adán de Miguel Angel y La Encajera de Vermeer; entre otros.

    La exposición ya está abierta para los caleños y se puede apreciar en el Centro Cultural Comfenalco. ‘A Ras de Piso’ ha sido exhibida en México, en le Zócalo capitalino, en el Instituto de Artes Gráficas de Oaxaca y en el Museo-Taller de la Gráfica Herasto Cortes de Puebla.

    Ya son 40 años de vida para el nariñense Luis Eduado Ricaurte, de los cuales ocho los ha vivido en Ciudad de México, y desde los 23 comenzó en el mundo de las artes plásticas. Calibuenanota dialogó con él.

     

    Cuando tenía tres años llegó a Cali, hacía cuánto no venía

    Hace como unos dos meses y de exponer, desde ocutbre de 1997. En ese tiempo participé en una convocatoria con unas esculturas que se llamaban ‘Autopsia Prematura’, eran como láminas de cuerpos colgantes y desde ahí no realicé más exposiciones en Cali.

     

    ¿Cómo fue ese amor por las artes plásticas?
    Me nació desde niño, en Cali estudié en El Claret y había un profesor que me decía que mi papá me hacía los dibujos.

    Luego me fui para Estados Unidos, regresé a Cali a la escuela de Bellas Artes, Ahí fueron casi ocho años, hasta que me echaron porque estaba inconforme con la Academia, sin embargo, regresé a los dos años a terminar la tesis.

     

    La decisión de irse para México

    Comencé a leer las biografías de los grandes artistas colombianos y me fui dando cuenta que Rayo había pasado por México y ahí se formó, de igual manera Botero y eso me pareció importante.

    Además, es un atractivo lo que los mexicanos lograron durante su época de la modernidad, lo que fue el moralismo y diversos movimientos durante los 60’s, me parecían auténticos.

     

    Ya son ocho años

    Si, ha sido un tiempo muy largo. A partir de marzo, habrá una exposición colectiva de gráfica contemporánea colombiana que será en el TEC de Monterrey, habrá otra el 6 de ese mismo mes en el Espacio Temporal y se denominada ‘Opus Erectus’, sobre la visión que tenernos sobre la vejez.

     

    Una exposición especial en tierras mexicanas

    ‘Un Banquete de Boca para mis Amigos’ fue muy especial para mi, era basada en nuestra posibilidad de canibalismo, es decir, a través de los actos de comer, invitarte a comer, ir a desayunar y se hizo en el TEC de Monterrey, fue pintura monumental y me abrió mucho las puertas.

     

    El aporte mexicano

    En México estuve en la UNAM, realicé mi maestría en Historia del Arte y abrí los ojos, ellos me dieron una nueva consciencia y ‘A Ras del Piso’ muestra mucho esto. Me interesa que las personas estén por encima de su propia razón. En esa visión hay mucha diferencia, la gente frente a la obra es casi la misma.
    ¿Cómo lo ha tratado la crítica?

    Vienen de todos lados. Yo me quería meter mucho con los aspectos mexicanos. Allá todo se arregla con una comida y, esa exposición, tuvo mucha aceptación porque me metí con ellos de una forma muy directa.

    México respira cultura

    El movimiento cultural es bastante fuerte, por ejemplo, hay una revista que sale semanalmente y que habla como de 200 cosas para ver. Teatro, cine alternativo y mucha actividad cultural.

     

    ¿Algún estilo definido?

    Yo realmente no me catalogo con un estilo, procuro buscar y salir con propuestas diferentes cada vez, no tengo una línea; eso si, lo que más se me da es el dibujo y tengo mucha facilidad para esto.

     

    ‘A Ras del Piso’

    La exposición ha sido una carta fuerte en México, fue una propuesta que se hizo para la Universidad Del Valle de México y les pareció muy extraña la idea, a partir de ahí, la critica se encargó de posicionarla. A ellos les pareció interesante como reivindicaba la mirada, colocaba al espectador a jugar e interactuar con la obra.

    A Ras del Piso, es hacer una versión nueva de lo que eran las obras maestras y vistas desde otro puntos de vista. Todas las obras son de grandes maestros que terminan siendo íconos intocables y sagrados.
    ¿Cuáles fueron esas sensaciones en la inauguración junto al público caleño?

    Como toda inauguración, fue como sentirse en familia, volver aquí y sentir la calidez del público. Espero que durante todo este mes la gente intervenga, poderme ir algunas tardes e interactuar con ellas. Esto puede ser el principio para que los caleños retomen lo urbano.
    ¿Cómo ves el movimiento cultural caleño?

    Hacer presencia en estos espacios como Comfenalco es muy importante, inclusive están al mismo nivel de la Tertulia y otros espacios.
    Cuando me invitaron me pareció una idea excelente y no lo dudé. Además en este tipo de lugares hay diferentes niveles como la salud y la educación.

     

    No es muy amigo de los premios

    El premio mayor es que el público asista a las exposiciones, pero he sido ajeno a concursar, no me interesa mucho cuando colocan al arte en un nivel competitivo.

    Ojalá hubiera más democratización en esto, a mi me parece que en los salones se manejan otros esquemas; los amigos pueden ser una forma de manipulación del jurado hacia ciertas tendencias.

    Aunque Luis Eduardo ya lleva una muy buena cantidad de años viviendo en México, y piensa quedarse mucho tiempo más, sigue siendo ciento por ciento colombiano. Para él es como una ‘mancha permanente’.

  • Por favor, pise el arte

    Instalación. El nariñense Luis Ricaurte exhibe su propuesta en el Centro Cultural Comfenalco

    En ‘A ras de piso’ el asfalto se viste con las obras de grandes maestros, las cuales son dibujadas y mostradas desde un ángulo nunca visto. El suelo, otra manera de ver. Atrévase a caminar y a disfrutar una pieza de la plástica.

    Algunos se sienten incómodos como si hubieran cometido una grave falta, a otros les da igual o sencillamente no se dan cuenta, pero no faltan aquellos que salen a defender y a regañar a quienes sin proponérselo terminan caminando sobre íconos como La Gioconda de Leonardo Da Vinci, el Guernica de Picasso o la lata de sopa Campbell de Andy Warhol.

    Todo sucede a la vista de la gente en la plazoleta del Centro Cultural Comfenalco, en 1„ donde se encuentra desde ayer la instalación ‘A ras de piso’, del maestro nariñense Luis Ricaurte, quien por primera vez exhibe, de manera individual, su creación en Cali.

    Lo novedoso, curioso, llamativo, raro o como se le desee llamar es que las obras de arte no están en una pared, como es la costumbre, sino que están en el piso, dispuestas a que el transeúnte pase por ellas, las pise si desea, pero que al menos en su camino tenga la oportunidad de ver algo distinto al rudo asfalto.

    Para el creador, esta idea que surgió hace tres años, obedece a varias reflexiones producto de su labor. “Parece que el arte estuviera por encima del hombre, quien llega a considerarlo como algo intocable, inmanejable, inteligible, cuando debe estar al alcance de todos”, explica Luis Ricaurte.

    De ahí que su propuesta radique en que los espectadores cambien un poco la idea preconcebida sobre la forma en que se debe apreciar el arte, y se arriesgue a disfrutar de una creación que está ‘A ras de piso’. Pero las obras expuestas en Comfenalco son, para tranquilidad de los defensores del arte, dibujos de las piezas catalogadas como iconos de la plástica.