All posts in abril 2005

  • Luis Ricaurte en Chachamaco

    Aunque el título tiene cierto son musical, Chachamaco es un verdadero banquete visual que intenta hacer que el público aprecie diversas manifestaciones de arte contemporáneo independiente de México.

    “Cuando el arte se encapsula en sus propios nichos de mercado y se convierte en un objeto de aparador, un objeto únicamente comercial deja de tener ese valor de una puesta social”, comentó Arturo Sotomayor, director de Chachamaco

    Los tres pisos del Laboratorio de Arte Contemporáneo, sede del encuentro, será invadido por 141 artistas entre visuales, colectivos y DJ’S que a partir de este jueves y hasta el sábado presentarán sus creaciones en un lapso de dos horas cada uno.

    “Parecemos una especie de gitanos que buscamos el lugar preciso y la época indicada para eso”, comentó Luis Ricaurte, artista.

    “Estamos hablando de un país donde los artistas están produciendo a diario teatro, danza, cine, multimedia y música y necesitan foros y foros independientes”, agregó Sotomayor.

    En Chachamaco, no se podrá hacer compra alguna, todo lo expuesto es un regalo visual para el espectador.

    “Creo que la discusión está en cómo atraer a un público, como educar a un público y cómo darle a un público la posibilidad de compartir lo que los artistas están construyendo”, concluyó Ricaurte.

    Indiferentes ante quien comercializa el arte, este encuentro promete regresar cada año sin ánimo mercantil, ya que ni siquiera cobrarán la entrada.

  • Artistas plásticos organizan feria contra comercialización de obras

    La feria más importante de arte de la capital del país, MACO, ahora tendrá por primera vez una competencia directa. Chachamaco, un encuentro creativo independiente organizado por el Laboratorio de Arte Contemporáneo CLAC), que presentará a 150 artistas y 17 colectivos que trabajan de manera independiente a los circuitos comerciales. Arturo Sotomayor, director de Chachamaco, explicó a Crónica que su propuesta surge para dar una visión alternativa de la producción artística en México, pues “no todos los artistas coinciden en que sus creaciones se vean sólo como un producto comercial, que es lo que sucede en MACO”.

    De hecho, MACO se autodenomina como una “boutique” que evidencia su sentido estrictamente comercial, en cambio Chachamaco, que se celebrará los mismos días que la feria, entre el 21 y 23 de abril, no tiene la intención de comercializar a sus exponentes, “sino de mostrar que en la República existen productores alternos a los sistemas sustentados por las galerías y por el concepto de que el arte se tiene que vender”.

    Por ello, más que funcionar como una feria de arte, los organizadores de Chachamaco planean que la feria se convierta en un foro que dé cabida, sin discriminar, a todos los artistas que son excluidos de las galerías porque sus productos no son comerciales y es difícil venderlos.

    “Si MACO es el proyecto formal e institucional de una feria de arte donde las piezas se validan a partir de los lineamientos del mercado, el Chachamaco es una crítica a ese sistema; es un proyecto contestatario e irreverente”, explicó Sotomayor.

    Pero el director del LAC dice tener “buenas intenciones”, pues considera que cualquier feria de arte debe tener una “contraferia que la valide, además ésta amplía el panorama de lo que sucede en la escena artística, en lugar de hacerla homogénea”, explicó.

    De cualquier forma, las diferencias entre ambos foros son notables. La Feria de Arte Contemporáneo cobra, por ejemplo, el fugar de exposición a las galerías que participan; en cambio, Chachamaco no exige pago. Durante los días 21, 22 y 23 de abril las dos plantas del recinto –ubican en San Jerónimo 11 esquina con Bolívar, en el Centro Histórico— serán invadidas por creadores, cuya participación constará desde exponer obra, hasta crear piezas efímeras.

  • La vanguardia en artes visuales llega al DF

    CIUDAD DE MEXICO.- Con la participación de más de 300 artistas y la presencia de más de 50 galerías mexicanas y extranjeras, se inauguró ayer “México Arte Contemporáneo 2005” (MACO) en las instalaciones de Expo Reforma.

    La también denominada “Feria boutique de arte contemporáneo en México” se realizará hasta el 24 de abril y cuenta con un 20 por ciento más de participación, comparado con el año pasado.

    Entre los objetivos que se plantean los organizadores de MACO se encuentran a corto plazo incidir en la creación de un mercado nacional para obras de artistas mexicanos tanto como a largo plazo conformar colecciones de arte mexicano contemporáneo para evitar una fuga de obra.

    En esta ocasión participarán galerías mexicanas como Nina Menocal, Enrique Guerrero, Praxis México, KBK y la Sala de Arte Público Siqueiros en colaboración con la OMR, entre otras.

    Cabe destacar que MACO instituyó un comité seleccionador integrado por Luis Adelantado, Michele Maccarone, Patricia Ortiz Monasterio, Matthias Arndt y Daniel Castro Silva para seleccionar la obra que será exhibida.

    El programa de actividades incluye también una serie de conferencias como “Inversión en arte. El arte y las corporaciones.” (viernes 22, 17 horas) “Celebridades del arte: Una plática con los principales artistas jóvenes mexicanos acerca de su trayectoria y aceptación en el mundo” (sábado 23, 17 horas), e “Iniciar una colección: Los mitos del coleccionismo” (19 horas).

    De manera paralela a MACO (21, 22 y 23 de este mes en San Jerónimo 11, esq. Bolívar), se realizará el foro alternativo “Chachamaco”, integrado por 16 colectivos, así como 110 artistas plásticos independientes, quienes alternarán sus proyectos con eventos, elaboración de piezas “In situ”, instalaciones efímeras.

    En “Chachamaco” -a diferencia de MACO que es un gran mercado de arte- los creadores generarán proyectos: “Desde ellos como artistas y como promotores de sus trabajos, con la idea de no estar a expensas de que alguien los exponga o alguna feria los invite”, expresó Arturo Soto Mayor.

    Entre las expectativas de este foro que está abierto a brindar apoyo a los artistas jóvenes, Soto Mayor señaló la idea que se tiene de que “Chachamaco” sea un evento anual* “Es importante decir que no es una, competencia, sino un complemento de MACO”. precisó.

    MACO tiene a los artistas que están en galerías y de renombre, nosotros buba jamar con los independientes„ que no son ni mejores, ni peores, simplemente otra forma de entender el arte en el mercado, pero en lo que insistimos es que como éste, deberían haber diez o quince cada. año”, puntualizaron los organizadores.

  • Dos muestras del arte contemporáneo ChachaMaco

    Reúne el Laboratorio de Arte Contemporáneo a 110 artistas visuales, 16 colectivos y 15 DJ´s

    Por Sergio R. Blanco

    Mostrar el arte como una experimentación en continua efervescencia más que como una actividad guiada por intereses comerciales es la propuesta de Chachamaco, el encuentro que se inaugura hoy de forma paralela a la feria Maco. México Arte Contemporáneo.

    La elección de la misma fecha de inauguración de Maco y el juego de palabras que da origen a su nombre —un híbrido entre chachachá y Maco— tiene como objetivo evidenciar que se trata de un foro que simultáneamente enriquece y se opone a la feria internacional que este año lleva a cabo su segunda, edición en Expo Reforma, señala Arturo Sotomayor, director del encuentro de artistas independientes.

    “Quisimos plantear que en la Ciudad de México existe una feria que no está reuniendo a esos artistas, que quedan marginados del mercado del arte no por su calidad, sino por manejarse como creadores independientes; es decir, que no trabajan con galerías y no venden su obra como un producto de marca”, explica Sotomayor, director de la galería Laboratorio de Arte Contemporáneo (LAC), organizadora del encuentro.

    Durante tres días, el recinto reunirá a 110 artistas visuales, 16 colectivos y 15 DJ’s que presentarán arte digital, video arte, instalación, arte objeto, arte sonoro, pintura, escultura y grabado. Entre los participantes figuran Alejandra Wah, Francisco Ruiz, Donovan Soriano y los colectivos Cacahuates Japoneses y Po. La diferencia fundamental entre Maco y Chachamaco radica en que la primera es un espacio para vender piezas de arte -cuyo concepto, muy criticado, es el de “feria boutique”-, mientras que la segunda es un escaparate donde no será posible efectuar compra alguna. Ni siquiera la entrada tendrá precio, señala Sotomayor.

    La inversión necesaria para realizar Chachamaco, que ascendió a medio millón de pesos, fue cubierta por el LAC, los propios artistas y por patrocinadores como la Fundación del Centro Histórico, la Facultad de Arquitectura de la UNAM y la marca de cerveza Corona.

    “En Chachamaco no obtenemos ningún ingreso. Apoyamos a los artistas que también se han involucrada en, el encuentro y ellos no comercializan su obra; simplemente exhiben su trabajo como un gran banquete visual y auditivo, pero sin esa intención final de vender, que no está mal y es muy válida, pero no es la única”! manifiesta, Sotomayor.

    El galerista subraya que ambos encuentros promueven el arte y que no es mejor ni peor que el otro. Además, agrega, en ferias internacionales corno Arco, en Madrid, se presentan exposiciones paralelas que no le restan importancia al encuentro, sino que se suman.

    La mayoría de las obras de Chachamaca co abundan sobre el “arte chilango” y sólo permanecerán en el espacio un día —o apenas horas-, ya que a la mañana siguiente se desmontarán para dar paso a piezas hechas por un grupo nuevo de creadores, señala Oliver Kandt, curador del encuentro, cuyo programa puede ser consultado en www.chachamaco.commx.

    El carácter efímero de las piezas dota de mayor vitalidad al encuentro, opina la artista Eugenia Benabib, quien presenterá una instalación pictórica en torno al tema de la pizarra. “Lo que permanecen, dice la pintora, “es la vivencia”.

    Kandt destaca que cada intervención será registrada a través de fotografías, grabaciones de audio, textos y la producción de un video documental.

    Chachamaco, que pretende celebrarse cada año, ya ha sido invitada a viajar al extranjero por galerías de España„ Francia Costa Rica y Canadá.

  • Muestra de arte alterantivo en el CH

    La feria Chachamaco dará a conocer producciones artísticas del circuito no comercial.

    Samuel Mesinas.

    El Universal.

    Jueves 21 de abril de 2005.

    Chachamaco, la primera muestra alternativa de arte mexicano organizada por el Laboratorio de Arte Contemporáneo (LAC) será durante 6 tres DI1 días una feria cultural donde el público podrá 90 conocer la producción artística del circuito no comercial gestada en la ciudad de México.

    Participan 16 colectivos los cuales intervendrán por dentro y por fuera la casona de dos plantas del LAC, en San Jerónimo 11, Centro Histórico, hasta lograr que el pequeño edificio se convierta en una sola pieza artística.

    Durante 12 horas 165 artistas nacionales y extranjeros cambiarán el entorno físico de dicho espacio para hacer de él un auténtico laboratorio experimental de arte contemporáneo ocupando por la mañana las dos salas con las que cuenta (imagen/ gelatina y metrocontemporáneo) donde se exhibirán diferentes proyectos audiovisuales, mientras un DJ pondrá los viniles y, por la noche, artistas visuales utilizarán la fachada del LAC como una gran pantalla donde se manipularán imágenes.

    Chachamaco se desarrollará del 21 al 23 de abril paralelamente a Maco 2005 (México Arte Contemporáneo) y será un foro multidisciplinario donde el arte sonoro, la plástica, la gráfica digital, la instalación así como la fotografía, emergerán del anonimato para entrar en contacto directo con los asistentes.

    Sus objetivos son ser otro punto de encuentro de las múltiples manifestaciones del arte contemporáneo independiente que se genera en la capital del país y que no están representados en los stands de Maco 2005.

    “Será como una fiesta de pueblo donde todos patrocinan su proyecto para regalarlo al público. Normalmente el artista espera la beca para realizar su trabajo y en este caso nadie cobra”, señala Arturo Sotomayor, director.

    Impulsado por el LAC, que abrió en diciembre de 2004 financiado por la Fundación Iberoamericana para la Cultura y las Artes, buscando ser una opción para los noveles artistas y con trayectoria.

    “Un sitio para jugar con la revaloración del arte contemporáneo desde el concepto de un laboratorio, porque el Distrito Federal es uno de los lugares con más movimiento cultural en el mundo a pesar de que no hay apoyos”, apunta el también arquitecto de 43 años, ganador del Premio Nacional de Arquitectura Alberto J. Panni 1991.

    Oliver Kandt, curador observa que además de creadores jóvenes y experimentados del DF habrá de Oaxaca, Tijuana, Costa Rica, Colombia, Japón y Estados Unidos.

    Tres serán los ejes curatoriales: proyectos de gráfica, plástica, fotografía y sonido con salidas digitales.

    “Se verán nuevos medios de reproducción y manipulación de imagen en tiempo real que existen sólo cuando se exponen. También algunas galerías de arte independiente que llevan unos 10 años en el Centro Histórico y una selección de grabados de gran Importancia.”

    Para Coral Revueltas, artista plástica participante, todo será en función de una línea experimental que en un momento puede estar a la venta pero no es el objetivo principal.

    “Probablemente es como volver a los grupos que surgieron en los 70 pero que fueron absorbidos por las becas oficiales”.